Jun 25, 2006



Todos estos enredos estan en una sola esquina: en Arauco con Caupolicán. Increíble. No me explico cómo los técnicos de Saesa se las arreglan para reparar los cortes de luz o los de la Telefónica, los del Teléfono? ¿Cómo saben de quién es cada cable?¿Andan con un mapa, estilo mapa de autopistas, en la mano? ¿Qué pasa cuando se cruzan los cables?¿Qué pasa cuando se pelan de viejos?¿Por qué calles viaja mi voz cuando llamo al colegio de mi hija?¿Desde dónde y por dónde viene viajando la energía que ilumina la ampolleta en mi taller? Pareciera que todo fuera tan intangible y sin embargo es tan material, tan brutal como estos enredos que cuelgan como muertos sobre nuestras cabezas ausentes.

3 comments:

hh said...

son esculturas de Vantongerloooooooojojojojo

Suzette said...

Increible profe como se contamine nuestro espacio aereo, ensuciando nuestras ciudades, limitando nuestro vision, acotando nuestro cielo...y es que ya parecise ser parte de nuestro paisaje natural, nadie se percata... :(

Anonymous said...

Hermoso conjunto de cables eléctricos y telefónicos que adornan el paisaje urbano valdiviano.Hay quienes afirman que los profesionales del rubro dejan las puntas de los cables largas para el caso que encojan los pocos días de sol, y los postes y tendidos no se vengan abajo con la tensión, lo que sería un desastre mayor. Otros, en cambio, dicen que es simplemente la lluvia y la humedad que hace crecer los cables, formando lo que los lugareños llaman "nidos de cables", algo así como "la guinda en la torta" del paisaje valdiviense. En el caso de la tercera foto, nótese la espiritualidad que proyecta el "nido" suspendido en el aire!